Cuántas cesáreas puede aguantar el cuerpo de una mujer?

Hoy en día es mucho más común que los niños nazcan gracias a una cesárea, bien sea por cuestiones de seguridad o comodidad. Aunque en la mayoría de los casos, se debe a que, el parto vaginal mejor conocido como parto natural, no es una opción que se debe tomar.

El cuerpo con cada embarazo se somete incontables cambios, similares y diferentes con cada uno de ellos. Y así como las cesáreas, tienen mitos y realidades al respecto, por lo que venimos a aclarar acerca de los mitos que rondan cerca de las cesáreas.

Con el fin de ahondar un poco más en el tema y saber que riesgos puede tener nuestro cuerpo, cuando es constantemente sometido a este tipo de procedimientos.

Cuántas cesáreas, en realidad aguanta el cuerpo de una mujer

Existe múltiple información que se maneja con respecto a las cesáreas. Y como es el caso de que, en muchas ocasiones hemos escuchado acerca de que, nuestro cuerpo no debe someterse a más de 3 cesáreas.

Aunque claro está que, son comentarios que escuchamos de otras personas y no sabemos la realidad de esta información. Por esto, es necesario que conozcamos la relevancia médica de este tipo de procedimientos, más allá de lo que escuchamos de otras personas.

Según Mayo Clinic, considerado como el N° 1 en práctica médica, expresa que después de la tercera cesárea el cuerpo de una mujer puede presentar mayores riesgos durante sus embarazos.

Por otra parte, cada vez que se repite una cesárea, el procedimiento resulta mucho más riesgoso que el anterior, reseña explicada por la Dra. Yvonne Butler. Pero la mayoría de las mujeres, desconoce los verdaderos riesgos con cada nueva cesárea.

¿Qué sucede con nuestro cuerpo?

Todos los especialistas están de acuerdo en que el cuerpo solo debería ser sometido a 3 cesáreas y que este debería ser el límite, pero realmente no existe un límite establecido. Es decir, todo dependerá de la salud de la mujer cuando planee tener un embarazo nuevo, aunque claro está que, después de la tercera vez, los riesgos aumentan.

Lesiones en vejiga e intestinos: puede que con la primera vez, este tipo de lesiones no ocurra, sin embargo, con las repeticiones se pueden crear obstrucciones o adhesiones entre la vejiga y el útero.

Formación de tejido cicatricial: una cesárea somete al cuerpo, un corte constante de tejido y musculo que se vuelve mucho más grueso con las repeticiones. Con cada repetición, se hace mucho más difícil que el cuerpo sane y que el médico pueda cortar cómodamente, trayendo consecuencias para la madre y el bebé.

Sangrado profuso: con cada cirugía se hace mucho más peligrosa la recuperación e incluso, puede poner en riesgo a la madre de una futura histerectomía o ponerla en riesgo de muerte por el sangrado.

Problemas de placenta: mientras la mujer se someta a más cesáreas, los embarazos pueden presentarse con serios problemas de placenta mucho más fácil. Uno de los más comunes sería la placenta acreta, donde se forma mucho más adentro del útero para evitar futuros cortes.

Es por esto que, las cesáreas deben tomarse como última opción, ya que, por estas razones no debería ser médicamente aconsejada.

¿Te gustó esta nota?