Deja a tus papás envejecer sin la responsabilidad de cuidar a sus nietos.

Los papás son un gran pilar cuando se convierten en abuelos, las abuelas son las mejores niñeras y los hijos son los más felices de estar bajo el cuidado de ellos, pero no es su responsabilidad, ellos ya fueron padres y criaron, ahora les toca disfrutar.

Así que deja a tus papás envejecer sin la responsabilidad de cuidar a un pequeño todos los días, no les toca a ellos, no le toca a tu mamá, no es su trabajo, ellos ya lo hicieron contigo años atrás.

Sé que muchas abuelitas se sienten honradas por cuidar a los nietos mientras sus hijas o hijos trabajan, acepta su ayuda con toda la gratitud, pero no abuses, no les robes sus años.

Déjalos envejecer con el mismo amor que ellos te dejaron a ti crecer, déjalos contar las mismas historias una y otra vez, déjalos que se las cuenten a sus nietos, y cuando los escuches, hazlo con la misma atención, paciencia e interés que ellos cuando escuchaban las tuyas de pequeños, como escuchan las de sus nietos.

Déjalos disfrutar de su tiempo, déjalos hacer las cosas que quieren hacer los últimos años de su vida, se lo merecen, han trabajado tanto para tener más cargas por ahora, son tus papás y siempre se preocuparán y estarán ahí para sus hijos, siempre estarán en las emergencias, siempre contestarán el teléfono, siempre podrán llegar a casa y ayudarte, siempre tendrán dinero extra para ti, pero no les des otra responsabilidad más, ellos te criaron para hacerte independiente, te toca hacer lo mismo con tus hijos, sin abusar de los abuelos.

Ser madre es un cambio enorme, hay que adaptarse, hacerse fuerte y tener aliados, ser madre estando sola es muy difícil y la primera persona que siempre está ahí para echarte una mano es tu mamá.

Ella seguramente es la más feliz de ayudar, su vida entera se refleja en esos pequeños que le alegran el día. Estoy segura que las abuelas que deciden cuidar a sus nietos mientras las hijas trabajan lo hacen con todo el amor del mundo, esa labor se vuelve su razón de ser y difícilmente dirán que no, es ahí donde nosotros como padres tenemos que ayudarles, tener en cuenta que ya no tienen la misma energía, ni la paciencia.

Así que si eres una de las afortunadas, si tus hijos están creciendo de la mano de sus abuelos y tu maternidad está siendo acompañada por tu madre, no abuses de sus últimos años, regresa todo lo que hace por ti, hazla feliz como ella lo hizo tus primeros años, respeta su espacio, su tiempo y sus límites como lo hicieron alguna vez contigo.

Las abuelas podrán ayudar a criar a los hijos, porque su corazón es tan grande que lo hacen sin pensar, pero es tu responsabilidad cuidar a tu hijo.

¿Te gustó esta nota?