¡No puedes ser mamá soltera!

¡No puedes ser mamá soltera!
Claro que no, no puedes.
Debes aguantar golpes,
humillaciones,
días sin comer,
infidelidades.
Porque,
¿Qué va a decir la gente de ti?
Tú bisabuela,
se quedo con tu bisabuelo
a pesar de que la masacraba a golpes.
Tú abuela,
se quedo con tu abuelo
a pesar de que después de un largo día de borrachera llegará a la casa exigiendo comida aún sin dar un peso, y la humillara y le dijera que no servía para nada sólo por no tener un plato de comida en la mesa.
Tú madre se quedo con tu padre,
aún sabiendo que él estaba con más de dos y quizá tenía otra familia por la que dividía amor, tiempo y dinero entre ustedes.
Y sí preguntas el porque,
te dirán que por sus hijos.
Que por ellos toleraron y callaron tanto.
También dirán,
que cuando uno se casa debe ser para siempre.
¿Porqué que va a decir la gente?
Y terminarán diciendo que los niños no se pueden quedar sin su papá, que debes tolerar todo porque sí te pegan, o te agreden es porque te lo mereces.
¡No, ya basta!
Despierta también,
no debes seguir con esa absurda regla
que llevan en tu familia.
¡Porque sí!
Claro que puedes,
ser mamá sola.
Un papá siempre será indispensable
en la vida de todo niño.
Pero, sí detrás de aquel título de “Papá”
Se esconden golpes, humillaciones, mentiras, maltrato psicológico y sexual, para ti
Entonces…
¡Corre de ahí!
Tú si puedes dejarlo.
Que no te importe lo que la gente dirá de ti,
ellos no soportan todo lo que tú entre esas 4 paredes.
Y no te martirices por tus hijos.
Ellos seguirán teniendo un papá
aunque no se viva bajo el mismo techo.
Segura estoy,
que a tus hijos no les gustaría ver
como su mamá se acaba,
mientras su papá se hace más grande sólo porque toma la fuerza, que a su mamá le hace falta.
Toma coraje, mamá sola.
Te lo vas agradecer. Te lo prometo.
-Mariana Dottor.

¿Te gustó esta nota?