Por favor, no hagas comentarios sobre el cuerpo de mi hija

“Es una niña grande, ¿cuánto pesa?”, “Es muy flaquita, ¿si come bien?”, “Qué gordita, cuídala para que de grande se ponga muy guapa”.

Todos estos comentarios son innecesarios. De verdad. Las niñas no necesitan ser delgadas o rellenitas para ser bonitas o crecer “más guapas”. Ellas necesitan ser sanas física y emocionalmente para crecer, no importa su tamaño, ni su estructura ósea o sus llantitas.

Muchas veces las mamás nos enfrentamos con estos comentarios y hemos caído en hacerlos sin pensar que las niñas, de las que estamos haciendo la observación, podría estar escuchando.

Tal vez piensas que no se da cuenta, pero tiene dos orejas que funcionan perfectamente bien y puede darse cuenta que estan hablando como si hubiera algo mal con ella. 

No necesitamos niñas que crezcan acomplejadas, odiando a su cuerpo, llenas de inseguridades, nuestras niñas merecen crecer con un autoestima fuerte, sanas, felices y sintiéndose capaces de cumplir sus sueños sin preocuparse por su peso. 

Así que la próxima vez que quieras hacer un comentario sobre el cuerpo de tu hija o cualquier otra niña pequeña, aunque sea en buena onda y sin ser malintencionado,no lo hagas, menos si ella puede escuchar.

Cuando alguien cuestione el peso de tu hija, responde que ella es perfecta, feliz y sana.

Fuente: naranxadul.com

¿Te gustó esta nota?