Por ti papá, haría lo que fuera.

El amor entre padre e hija no puede medirse en palabras. Papá es la seguridad, la protección y la fuerza. Pero además es la diversión, la alegría y la complicidad. Si tienes a tu padre contigo, sabes a lo que me refiero.

En las redes circulan cientos de videos emotivos. Soy de las que me emociono hasta las lágrimas con ellos. Después de todo, es bello ver que la humanidad aún no perdió sus valores y que el amor sigue siendo el motor del mundo.

Perdí a mi padre hace varios años ya, por lo que el amor entre padre e hija me conmueve bastante. Y cuando me topé con el video de una joven llamada Kari Carberry, que le cantaba a su papá sordo, se me hizo un nudo en la garganta.

Canto para ti, papá

Kari es una joven canadiense, fanática del grupo de rock Three Days Grace, quien estaba en el concierto de esta banda junto a su padre. Una persona que estaba allí grabó un video donde Kari le canta la letra de la canción a su padre, que es sordo, en lenguaje de señas. Es verlo para emocionarse.

At last night's concert, we witnessed something absolutely beautiful. Keep In mind this was a rock concert (Three Days Grace in Edmonton). We saw this girl and a man who seemed to require a lot of dancing room, irritating at first until we realized what was happening. Her father is deaf, she was signing the lyrics to him. We couldn't care less about what was happening on stage, watching them was absolutely mesmerizing. They were both very sweet and her father was very proud of his daughter. So here's one of the songs, sorry just a crappy snippet of what happened.

Posted by Jules Maria on Thursday, December 13, 2018

La muchacha de 19 años fue al concierto junto a su padre, Darrin, de 53, y no dudó en cantar para él en lenguaje de señas cuando comenzó su canción favorita. En 30 segundos puede verse la mirada entre ellos, la alegría en el rostro del padre viendo cómo su hija interpreta la canción para él, y la felicidad de la joven al compartir este momento con su padre.

No sólo 14 millones de personas que vieron este video quedaron encantados con la actitud de la joven, sino que los propios miembros de la banda publicaron el video en su página de facebook con la leyenda “¡Esta es la cosa más genial en internet ahora mismo! Tan Dulce”.

Todo por ti, papá

Pienso en cuánto amor sincero hay en una hija que se toma el tiempo de cantar para su padre, solo para que él también disfrute de la música. Creo que cualquier hija haría lo mismo, y aún nos sigue ablandando el corazón ver esta clase de cosas.

El amor que una hija siente por su padre es proporcionalmente directo al amor que ese padre dispensó por ella en toda su vida. Es decir, cuando sientes ese amor profundo y te sientes agradecida por el padre que tienes, es probablemente porque has tenido un papá que lo ha dado todo por ti, que ha sido compañero, comprensivo y buen padre.

Retribuir el amor

La vida es una rueda. Cuando somos padres sabemos que ese amor trascendente que sentimos por nuestros hijos no siempre se manifiesta de forma recíproca. Aún así, no hay nada que nos llene más el corazón que hacer cosas para ver a nuestros hijos felices.

Cuando un hijo hace cosas para ver a sus padres felices está retribuyendo todo el amor que se le brindó y se le brinda día a día. Un hijo agradecido es un hijo educado en el amor y el respeto, y que contará con herramientas emocionales para su futuro.

Retribuir el amor que nos dan nuestros padres es simplemente maravilloso. Ellos han hecho mucho por nosotros, y no hay nada más satisfactorio que estar allí cuando nos necesitan.

¿Y si estoy alejada de él?

Tal vez no hayas tenido o no tengas una buena relación con tu padre, y eso puede hacerte sentir algo confundida. Por un lado, desearías con todo tu corazón tener una relación estrecha y fraternal con tu papá, pero por el otro, los rencores y las heridas aún hacen mella en tu corazón.

La vida es una sola, y si no lo intentamos, nunca nos lanzaremos a la aventura del cambio. Aún me arrepiento de algunas cosas que no le dije a mi padre, pero me enorgullezco en haberle dicho otras tantas.

Mi padre era un hombre de emociones turbulentas. Su inteligencia emocional era limitada, y su forma de demostrar afecto no siempre era la que esperábamos. Una tarde, luego de discutir, me dijo “Es que siempre me tienes de menos, no me quieres”. Y aunque el enojo se había apoderado de mí, algo me dijo que debía decirle la verdad que había en mi corazón: “Papá, yo te quiero, y mucho”.

Mis ojos, nebulosos por las lágrimas, podían ver cómo su expresión había cambiado. Mi padre había recibido mis palabras con agrado y emoción. Al día de hoy recuerdo la importancia de ese momento, y cuánto pueden cambiar las cosas cuando decimos las verdades del corazón, dejando de lado el resentimiento.

Aprovecha el tiempo con tu padre

Un padre es el pilar donde comenzamos a desarrollar nuestros sueños. Nos sostienen, nos alimentan el alma y nos enseñan a vivir. Aprovecha el tiempo con tu padre al máximo. Si tienes una buena relación, continúa nutriendo ese lazo. Y si no la tienes, comienza a generar el cambio.

Una conversación, una caminata, ir a ver las carreras, salir al cine, o cualquier actividad que los una y los haga sentir cerca. Tu padre siempre estará allí para ti. Y estarás de acuerdo que tú también lo estarás para él. El amor de un padre trasciende el plano físico, y lo llevamos en el corazón aún cuando ya no lo tenemos cerca.

Fuente: familias.com

¿Te gustó esta nota?