Tener un segundo hijo deteriora la salud mental de los padres, según estudio.

Si estás dudando demasiado en tener otro hijo, este estudio podría hacerte tomar una decisión sobre quedarte con sólo uno, pues investigadores aseguran que un segundo hijo deteriora la salud mental de los padres.

Este estudio se realizó en Australia con los datos de la Encuesta sobre la dinámica de los hogares, ingresos y trabajo, HILDA por sus siglas en inglés, que siguió durante 16 años a más de 20 mil familias. El objetivo era ver cómo se veía afectada la salud mental de los padres desde que se convertían en padres y las diferencias con los siguientes hijos.

Los investigadores se hicieron 2 preguntas acerca de tener segundos hijos: ¿Mejoran las cosas a medida que los niños crecen, duermen más y se hacen más independientes? ¿O un segundo hijo sólo le añade más peso a un hogar altamente estresado y sin tiempo?

Durante las investigaciones, éstas fueron las preguntas que intentaron contestar con las experiencias de las familias y descubrieron que la mayoría planeó un segundo hijo sin pensar en los efectos a corto y largo plazo.

Descubrieron que contrario a lo que se piensa, en cuanto a que un segundo hijo no cambia mucho la dinámica familiar porque ya se tiene experiencia previa en el tema, en realidad si ocasiona más estrés y dobles esfuerzos. Los padres presentan una mayor presión, sobre todo por que no tienen tiempo, no importa si trabajan o no, esto realmente no tuvo diferencias en el estudio, así que trabajar menos no soluciona el asunto de la presión del tiempo.

Esto tuvo impactos en la salud de los padres, las madres, por ejemplo, resultaron tener problemas en su salud mental, la cual se deterioró justo con la llegada del segundo hijo, sin embargo encontraron que aquellas que disminuyeron presiones de otro tipo, como trabajo o el hogar, pudieron mantener una salud emocional estable. Ya que la presión por atender a dos pequeños no es cosa fácil y necesitan de toda una comunidad para ayudarse.

Con los padres pasa lo mismo, pero ellos muestran resultados de estrés y deterioro muchos años después.

En Australia las mayoría de las mujeres deciden quedarse en casa después de ser madres y tienen tiempos realmente largos de baja de maternidad, en comparación con México y Latinoamérica, no me quiero imaginar los resultados de un estudio similar de este lado.

¿Te gustó esta nota?