Vivir en el desorden puede hacer que tu hijo se desarrolle mucho mejor, según estudio.

Los niños más desordenados, aquellos que tiran los juguetes por toda la casa o que corren todo el tiempo (incluso mientras comen), aprenden más rápido y se desarrollan mejor, según un estudio.

Mientras juegan, corren y desordenan, los pequeños están asimilando cosas nuevas. Esta fue la conclusión de un estudio realizado por la Universidad de Iowa, en Estados Unidos.

Los niños desordenados aprenden más

Según los investigadores, cuanto más desordenado sea el niño y más juegue con la comida, más estará aprendiendo. El estudio fue realizado con 72 bebés de 16 meses, utilizando 14 alimentos no sólidos, tales como pudín, jugo y sopa.

Primero, se le dio a los niños elementos con palabras inventadas. Después, se les pidió que identificasen la misma comida en diferentes tamaños, formas y texturas.

La conclusión fue que los niños que más interactuaron y desordenaron los alimentos fueron aquellos que lograron asociar los elementos a los nombres creados por el equipo de investigadores.

Fuente: vix.com

¿Te gustó esta nota?